Optimizando costes en AWS en 6 pasos

Posted by on Dic 11, 2017 in Cloud, CloudServer, General | No Comments

El control y reducción de costes es la prioridad número 1 a la que se enfrenta cualquier cliente en el uso de Amazon Web Services.

Cuando pensamos en el control de costes lo primero que nos viene a la mente son las instancias reservadas (IR) que permiten descuentos del 20% hasta el 75%.

Es muy fácil contratar IRs, pero también es muy fácil equivocarse en la compra y acabar asumiendo un coste aún mayor por algo que no vamos a utilizar, es una novatada típica, y aunque los modelos de contratación de IRs se flexibilizan cada vez más, aún te puedes quedar atado, en tecnología 1 año o 3 años pueden ser un mundo, por ello, antes que empezar a contratar instancias reservadas queremos recomendar algunos puntos que deben ser revisados.

En JOOPbox nos hemos especializado en controlar los costes de servicios en AWS, con más de 40 clientes utilizando servicios e infraestructuras dedicadas, y más de 1.000 utilizando algunos de nuestros servicios compartidos que se apoyan en AWS, sabemos a que nos enfrentamos.

Para conseguirlo hemos tenido que integrar herramientas propias de monitorización y crear operativas específicas de control y optimización de gastos.

Optimizando costes en AWS

Parece que el abanico de servicios y precios que ofrece AWS tiende al infinito.

Ofrecer tanta flexibilidad y servicios de pago por uso -hasta el mínimo detalle- implica también un control de costes exhaustivo que además no debe ir reñido con el rendimiento y capacidad que necesitan las empresas para sus aplicaciones y sitios web.

Con los siguientes 6 pasos podrás empezar a controlar los costes de manera efectiva.

1. Tamaño, utiliza siempre el adecuado a tus necesidades.

Utiliza siempre los tamaños de servicio que se adaptan exactamente a tus necesidades. No sobredimensiones y no te quedes corto, ajustar demasiado también tiene sus riesgos.

Con AWS puede utilizar los servicios que mejor se adaptan a tus requerimientos e ir cambiando a medida que tus requerimientos cambian.

Siempre que puedas utiliza servicios flexibles y auto-escalables. Se adaptan mejor a lo mínimo que necesitas tanto en recursos como costes.

No olvides mantener actualizadas tus instancias. Subir de generación en AWS suele suponer más recursos para mismo precio, y muchas veces incluso un pequeño ahorro. Esto es gracias a las economías de escala que practica AWS.

2. Utiliza los servicios únicamente el tiempo necesario.

Quizás necesitas contratar capacidad para un proceso específico que se ejecuta únicamente durante 1 hora una vez a la semana o únicamente necesitas duplicar tus entornos para una fase de pruebas que durará unos meses. Con frecuencia, es suficente ampliar la capacidad durante tus campañas de marketing, temporada de ventas o fechas señaladas.

No te olvides, de redimensionar, parar, iniciar y eliminar los servicios en los momentos que no los necesites para que dejen de generar gastos.

Por ejemplo, en los entornos de desarrollo y staging de nuestro clientes aplicamos discreción horaria, cada día se inician y detienen dentro de su horario de trabajo. Los fines de semana y festivos permanecen apagados. Esto permite un ahorro de costes importante.

3. Elimina lo innecesario.

En la época en la que parece que Internet es «ilimitada» e «infinita» (en parte porque hay proveedores que juegan falsamente con tretas comerciales) parece difícil tener que pensar en controlar espacio o GB de transferencia.

El modelo de uso de AWS factura en base a CPU, espacio o tráfico, entre otros. La escalabilidad, flexibilidad, disponibilidad, garantía y calidad de servicio tiene un precio.

A veces hemos asumido el control de cuentas AWS y hemos encontrado auténticos vertederos: EIPs sin uso, EBS sin attachar, snapshots obsoletos de pruebas y otros recursos huérfanos.

En AWS es relativamente fácil lanzar y probar servicios, pero no te olvides de ellos, tu cuenta no debe padecer un síndrome de Diógenes con recursos abandonados o sin uso que irán aumentando tus costes ocultos.

4. Monitoriza, haz seguimiento y optimiza el uso de tus servicios.

Puedes utilizar Cloudwatch, monitorizar ficheros de log o establecer alertas en diferentes recursos de AWS.

Por ejemplo, cuando instancias T2 (o activas T2 Unlimited) o EBS (gp2) es importante que monitorices el balance de créditos. Primero por el rendimiento de tus servicios, y segundo para controlar que tus costes están bien dimensionados y para no pagar sobrecostes sorpresa.

También desde Trusted Advisor obtendrás recomendaciones de buenas prácticas y consejos de ahorro.

5. Utiliza Cost Explorer para optimizar los costes.

Con Cost Explorer podrás analizar costes y uso, generar informes y ver tendencias de uso. Además activando las etiquetas de asignación de costes podrás filtrar y sacar informes con mayor detalle.

6. Ahorra contratando Instancias Reservadas (ahora sí).

Las instancias reservadas (IRs) permiten reducir costes consiguiendo un descuento del 20% hasta el 75%.

Contratando una IR estás contratando una capacidad reservada que te comprometes a utilizar durante un tiempo (1 o 3 años)

Existen IRs estándar, convertibles y programadas, y distintas opciones de pago anticipado: sin gasto inicial, pago parcial inicial o pago total anticipado. Cuanto más pagues al inicio más descuento tendrás.

Si en el futuro finalmente no requieres tu IRs ya te habrás equivocado, aunque existe cierta flexibilidad para reaprovecharlas con instancias de la misma familia o no perder toda la inversión vendiéndolas de «segunda mano» en el Marketplace, esto no siempre es posible en todos los casos. El ahorro de verdad está en un buena planificación de las compras.

IT Consulting y servicios administrados para AWS de JOOPbox

Poner al frente de tu infraestructura de AWS a expertos supondrá un ahorro importante en costes, tiempo y recursos de tu empresa.

Como especialistas en servicios AWS sabemos de la importancia de dimensionar correctamente el uso de recursos AWS.

Monitorizamos continuamente el uso y costes, a distintos niveles, desde Cloudwatch, desde Cost Explorer y desde nuestras propias herramientas de monitorización.

Las IRs son la mejor opción para reducir costes, aún así también debes conocer las distintas modalidades (estándar, convertible o programada) y es conveniente monitorizar su expiración para no encontrarse sorpresas en la próxima factura.

Controlar los créditos de CPU o de disco es indispensable, cruzar esta información con parámetros de rendimiento, disponibilidad y experiencia de usuario aún más.

Cost Explorer
o Trusted Advisor dan mucha información, pero el punto de vista de un experto que sepa interpretar la información es fundamental, por ejemplo entre las sugerencias automáticas de Trusted Advisor y uso real (o esperado) puede haber una gran diferencia.

Definir las políticas correctas de backup para ahorrar, en espacio y transferencia, monitorizar recursos huérfanos o ayudarte a optimizar tu tráfico CDN son otras de las tareas que incluimos en nuestros servicios administrados.

Contacta con nosotros para saber más.

Política de cookies

JOOPbox utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies